Buen Provecho, Coach Alex

Inside Chick-fil-A

Cómo un equipo de fútbol de California le dio las gracias a un coach especial.

Bienvenido a Chick-fil-A. Nos alegra mucho verte aquí y nos emociona compartir contigo esta inspiradora historia en español.

Esta mañana, en el lugar donde vives, un coach ya estaba despierto antes que saliera el sol. Encendió las luces de la cancha, bajó unos bates de béisbol del coche o alineó los conos anaranjados para el entrenamiento de fútbol. Y mucho después de que se termine la jornada para los demás, ese coach estará al teléfono con un papá o una mamá, o planeando el entrenamiento de mañana.

En Norwalk, Calif., Alex Araneda es ese coach. Su día comienza temprano, cuando atiende a su familia, antes de subir al coche lo necesario para reunirse con su equipo en la cancha. Sus jugadores son pequeños, pero la lección es grande. “Yo sé que pueden luchar y agarrar lo que quieren en la vida”, suele decirles.

Alex brinda su tiempo y mucho más, y por eso su equipo quiso hacerle algo especial. Esta es la historia de cómo un grupo de niños le dijo “gracias”, y está dedicada a Alex y a todos los coaches que son como él. Buen provecho, Alex.

Let’s Be Friends

Over 8.5 million likes and subscribers

facebooktwitterinstagramyoutube
Chick-Fil-A One App

Download the app. Skip the line.

Enjoy Chick-fil-A faster than ever.